Tener WhatsApp integrado en un sistema de gestión de relaciones con el cliente (CRM, por sus siglas en inglés) puede ofrecer varios beneficios, entre ellos:

WhatsApp es una herramienta de comunicación popular y conveniente, lo que hace que sea más fácil para los agentes de servicio al cliente conectarse con los clientes y responder a sus preguntas de manera rápida y eficiente..

Al integrar WhatsApp en un CRM, los agentes pueden acceder a la información del cliente de manera rápida y eficiente, lo que puede ayudar a mejorar la calidad del servicio al cliente y proporcionar una experiencia personalizada.

 Las empresas pueden usar chatbots para automatizar algunas tareas de atención al cliente en WhatsApp, como responder preguntas frecuentes o enviar confirmaciones de pedido. Esto puede ayudar a reducir el tiempo que los agentes de servicio al cliente pasan en tareas repetitivas y permitirles concentrarse en tareas más complejas.

Tener un registro de las conversaciones de WhatsApp en un CRM permite a los agentes de servicio al cliente hacer un seguimiento del historial de comunicaciones con el cliente, lo que puede ayudar a brindar un mejor servicio al cliente y resolver los problemas de manera más efectiva.